3 razones por las que el video puede ser la nueva estrella de las noticias online Facebook, Twitter, Instagram: los nuevos diarios

En 2012, cinco años atrás, The Huffington Post ya hacía historia. Creado por Arianna Huffington, el medio se convertía ese año en el primero exclusivamente online que ganaba un premio Pulitzer. Desde ese momento, el sitio de noticias se sumó a la lista de referentes en innovación y cambio. No es casualidad, por eso, que tres años más tarde sus noticias fueran las más compartidas en Facebook. dentro de los Estados unidos. ¿El secreto? Según un informe de Edelman sobre storytelling, se trató del medio que más noticias en video posteó en la red social durante el año.

Para lograr destacarse entre todos los medios de una red social que en la que además hoy las publicaciones de videos inspiracionales o memes, el Huff entendió muy bien una serie de factores.

Facebook, Twitter, Instagram: los nuevos diarios

En primer lugar, el blog comprendió la importancia de las redes sociales como nuevas fuentes de noticias. El Digital News Report 2016, un estudio realizado por el Reuters Institute for the Study of Journalism -cuyo objetivo fue analizar la actualidad del ecosistema digital de medios en 26 países-, descubrió que un poco más de la mitad de los encuestados (51 por ciento) se informa a través de redes sociales, y para un 12 por ciento de ellos, esa es su principal fuente, siendo Facebook la más importante en ambos casos.

Y como en otras redes sociales, en el universo creado por Mark Zuckerberg el video es el nuevo rey. Mientras Snapchat nació más apuntada a la generación de videos cortos e Instagram le siguió los pasos, Twitter da cada vez más relevancia al espacio que sus usuarios le pueden dar a la imagen -ya sea a través de GIFs o videos-. La posibilidad que brindan las renovadas redes sociales de transmitir breaking news al instante -a través de YouTube, Facebook Live, Vivo de Instagram, Periscope, Meerkat, Snapchat, entre otras- puso al video en el centro del escenario. Periscope fue, por ejemplo, una de las principales fuentes de contenido durante los ataques terroristas de París y Bruselas.

En un mundo complicado, una respuesta simple

Lo que permite el fenómeno del video y su fama en las redes sociales es, más que nada, la redistribución inmediata del contenido. En países como Brasil y Grecia, altamente activos en redes sociales, la mitad de quienes consumen noticias en video lo hacen a través de estos medios. Y a futuro, su importancia seguirá creciendo. Según Cisco, casi el 80 por ciento del tráfico en Internet serán videos para 2020, y los videos de Internet vistos a través de una pantalla de televisión -todavía la principal fuente de noticias en los Estados Unidos- se multiplicarán por 4.

Cerca de uno de cada cuatro consumidores de noticias consultados por el Reuters Institute for the Study of Journalism tienen acceso a una noticia en video en la semana, mientras que sólo en los Estados Unidos, la proporción aumenta a uno de cada tres.

En su libro Pensar rápido, pensar despacio, el Nobel de Economía Daniel Kahneman sostiene una reflexión que “el cerebro humano procesa el contenido en video de forma diferente al texto: lo hace más rápido, más pasivamente, y generalmente, requiriendo un menor esfuerzo cognitivo”. Simplemente, y contraria a la sensación que genera el alud informativo que reciben los consumidores de noticias hoy en día, ver un informe en video es fácil.

Así, su creciente popularidad hizo que incluso se rompan paradigmas de muy larga data y tan asentados como el de producir y reproducir contenido audiovisual en forma horizontal. Para la pesadilla de cineastas y productores de televisión, hoy los videos filmados en vertical (listos para ser reproducidos en la pantalla de un smartphone) ganan cada vez más espacio y aceptación. Según Mary Meeker, casi un tercio de los videos reproducidos a través de dispositivos móviles en 2015 eran vistos de forma vertical. Y a ello se ajustaron medios como la BBC, Mashable y el New York Times.

Los pre-roll ads: ¿el salvavidas de los ingresos?

Aunque la crisis de los medios para generar ingresos ya no es novedad, no fue hasta hace dos años atrás, en 2015, que el impacto de lo que el mundo digital le estaba haciendo a su negocio se empezó a sentir muy de cerca.

Según el estudio State of the News Media 2016 del Pew Research Center, ese fue el año en el que la industria de periódicos estadounidenses tuvo su peor desde 2010, post recesión. La circulación cayó un 7 por ciento, y aunque a nivel digital creció 2 puntos, esta sólo representó el 22 por ciento del total. Todo ello en el marco de la continua dificultad por lograr que nuevas suscripciones digitales o un aumento en el tráfico se conviertan en soluciones reales si de generar ingresos se trata.

Ese mismo año, los ingresos por publicidad cayeron un 8 por ciento en las compañías que cotizan en bolsa, una cifra que incluyó pérdidas no sólo en la versión papel de los diarios, sino también en su versión online. Pero uno de los pocos negocios que sí mostró un crecimiento fue el de la publicidad digital; y en particular, el de los anuncios como pre-roll ads en videos por sobre aquellos en banners.

Para el Pew Research Center, en base a sus conclusiones del estudio The Modern News Consumer, “en 2016, los estadounidenses expresaron una clara preferencia hacia obtener noticias a través de una pantalla -aunque cuál de ellas podía varias. La TV continúa siendo la más dominante, seguida por las pantallas digitales. Sin embargo, el consumo de noticias a través de la TV es dramáticamente bajo en los jóvenes adultos, algo que sugiere cambios futuros”. Con su máxima expresión en el desarrollo de noticias en 360°, el reinado del video podría ser una de esas transformaciones por venir.